Autoprotegidos y convencionales: ¿Por qué encontramos dos tipos de transformadores en nuestras redes de distribución?

Los transformadores tipo Buck Booster no son reguladores de voltaje, solamente agregan o sustraen un determinado porcentaje al voltaje

27 de agosto de 2020  + Electricidad

En la etapa final de la transmisión de energía eléctrica (la distribución) hay necesidad de emplear transformadores que bajen la media tensión, de 4.16 kV, 13.2 kV, 24 kV y 34.5 kV, al voltaje de utilización a nivel usuario, es decir,  120, 240 o 480 V (siempre menor a 600V);  en nuestra práctica nacional se emplean los transformadores monofásicos y se utilizan 3 de dichos transformadores para formar bancos trifásicos.

Nuestros sistemas de distribución son en ESTRELLA debido a que:

  1. Es más fácil y seguro identificar una falla a tierra de una fase;
  2. Es más económico en las áreas rurales llevar una sola fase (la tierra funciona como retorno);
  3. Los transformadores de distribución monofásicos llevan un solo bushing en alta tensión, lo que los hace más económicos.

Gran parte de nuestro sistema de distribución proporciona energía a domicilios y pequeñas industrias en forma monofásica, por lo regular 120/240 V, de ahí que se utilicen transformadores del tipo CSP (completamente autoprotegidos, por sus siglas en inglés), ya que vienen con un pararrayos y un fusible en media tensión y, además, en el lado de baja tensión, poseen un interruptor termomagnético que los protege contra fallas externas y sobrecargas, ya que se mantiene monitoreando también la temperatura del aceite en la parte superior del tanque.  Tanto el fusible como el interruptor vienen montados en el interior del transformador. 

En principio, estos transformadores autoprotegidos vienen listos para ser instalados, pero en nuestro medio se agregan fusibles externamente en el lado de media tensión por razones de mantenimiento.

Para formar bancos trifásicos, el  ideal es el transformador convencional ya que es más flexible y  permite formar secundarios en Delta y en Estrella, que son los más comunes en la industria, utilizando los voltajes en Delta de 240 V y 480V y en Estrella como 208/120 V y 480/277 V.  Otra de las características de estos transformadores es que en la media tensión siempre llevan dos bushings, aunque en ese lado siempre se conectan en Estrella que, dependiendo de la normativa de la empresa que preste el servicio, unas veces se conecta a tierra el neutral y otras veces se deja aislado (flotante).

A estos bancos trifásicos hay que agregar externamente los pararrayos y los cortacircuitos fusible para protegerlos debidamente, lo cual es un costo adicional que se debe considerar.  Como no poseen protección secundaria, se debe procurar que los cables que van hacia la carga no se lastimen durante la instalación y que en la entrada del servicio, lo más cerca posible del banco, se instale un interruptor termomagnético que proteja el banco de transformadores y la acometida de posibles fallas.

En CEICA manejamos un amplio stock de transformadores convencionales -desde 10 hasta 100 kVA- y autoprotegidos -de 10 a 50 kVA-.  Para más información puede escribirnos por WhatsApp o por correo a te.escuchamos@ceica.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat